8 mandamientos de Eugene Schwartz para ser un dios del copy

Un copywriter es un vendedor de aspiradoras detrás de una maquina de escribir

Debo confesar que hasta hace unos días poco y nada era lo que sabía sobre Eugene Schartz, pero no me mal interpreten, a día de hoy todavía mi conocimiento es limitado y sigo investigando sobre este personaje, reconocido copywriter e incluso puesto como uno de los mejores de la historia, con permiso del viejo David.

Para reforzar lo que estoy aprendiendo de este genio de versos cortos, elegí escribir un artículo inspirado en uno escrito hace 7 años por el equipo de redacción de Mindvalley Insights. En el post que les comento, Mindvalley compartió 8 reglas de oro que seguía Eugene para hacer de sus textos auténticos  líderes de secta capaces de convencer al más escéptico. Yo, citaré la esencia de esos 8 mandamientos añadiéndole mi toque personal y una dosis de tendencias actuales.

Sin nada más que agregar, acomódense las gafas y afilen el lápiz para que tomen nota de  “Los 8 mandamientos que utilizaba Eugene Scwartz para ser un dios del copy”

1. Escucharás a tus consumidores como si no hubiera un mañana

Para Eugene, escuchar la voz del consumidor era de suma importancia, cada vez que se le presentaba la oportunidad hacía el ejercicio de  interrogar a todo ser humano que se le pasase por enfrente. Dicen las historias que Eugene recolectaba las mejores dosis de información cuando se subía a un taxi. El afamado copywriter también aconsejaba consumir los contenidos que consumen las masas, así no nos agrade nada el contenido, debemos consumirlo.

Personalmente, considero este mandamiento uno de los más importantes y es que para escribir copies realmente seductores, se debe estar plenamente consciente de que seduce al consumidor.

2. Te enfocarás en una tarea, en una sola y nada más

Considero que el trabajo de redactor es uno de los más complejos dentro de una agencia publicitaria, aunque también es el más estimulante. Puede que Eugene compartiese mi opinión ya que su segundo mandamiento refiere a la máxima atención que se le debe prestar a la creación de un copy.

Eugene estaba plenamente convencido de que un redactor no podía ser multitasking, al menos no durante el proceso creativo, decía él que, a este proceso, se le debía dar la máxima atención ya que solo así se podía ofrecer un texto poderoso.

3. No levantarás falso testimonio sobre el producto

Eugene era un acérrimo critico de aquellos redactores que, en vez de conocer de cabo a rabo el producto para el que escribían, inventaban beneficios inexistentes que a largo plazo perjudicaban al anunciante. Por lo tanto, lo recomendable es conocer a fondo el producto o  marca para la que se escribe, solo así podremos crear textos poderosos que de verdad transmitan la esencia de nuestro protagonista.

 

4. Escribirás textos para el cerebro del chimpancé, simples y directos

En ocasiones solemos sobrestimar la inteligencia de nuestros consumidores, groso error. Aclaro, no es que estos carezcan de neuronas para entender lo que escribimos, pero la realidad es que poco les importa analizar el texto de un anuncio, por lo tanto, este debe ser simple y directo para que así, con un mínimo esfuerzo, nuestros lectores capten el mensaje.

Por otro, algunos marketeros aconsejan que nuestros textos deben estar dirigidos a niños de 8 a 14 años, hacer esto nos garantizaría que cualquier consumidor, sin importar su educación, estrato o edad, esté en la capacidad de entender el mensaje.

5. Honrarás los canales de demanda

Generar deseo a través de un copy es una tarea compleja, Eugene sabía esto y por eso, en vez de crear un deseo por el producto para el que escribía, optaba por seleccionar una demanda ya existente en el mercado y explotarla a través de sus textos. Si bien es cierto que la primera opción no es una tarea imposible, las probabilidades de éxito aumentan cuando se trabaja con una demanda existente.

6. Siempre pensarás en lo que hace el producto y no en lo que es

Este mandamiento es también uno de los más importantes y es que, a final de cuentas, a nuestro “buyer persona” le interesa más conocer los beneficios del producto que el producto como tal (en caso de baja fidelización). Eugene aseguraba que la mejor forma de vender a través de un copy es exponer los beneficios emocionales que tiene para ofrecer el producto o la marca.

7. Ofrecerás una gratificación instantánea

En el copy o hasta en las estrategia misma, nuestro “buyer persona” debe sentir que está recibiendo una gratificación. Este mandamiento hoy en día debe ser más honrado que en años atrás, tomando en cuenta que la mayoría de productos o servicios pueden ofrecer contenido que permita al consumidor sentir que ya está disfrutando de los beneficios.

8. Probarás, no una, ni dos, tampoco tres, sino hasta cuatro veces la calidad del copy

Releer un copy es el pan de cada día de todo redactor. Leer varias veces el texto nos ayudará a descubrir elementos clave que quizá hayamos pasado por alto, también nos permitirá evolucionar como redactores y así ofrecer un mejor producto (texto).

Copy de Eugene Scwartz

Como pueden ver colegas míos, Eugene tenía claro lo que debía hacer, y lo que no, a la hora de crear textos que vendieran y si bien es cierto que sus reglas se mantienen, es un hecho innegable que algunos métodos están cambiando.

Me despido colegas y si tienen algún otro mandamiento que agregar a la lista no duden en comentarlo más abajo.

Imágenes | Slamdot
Imágenes | Infomarketingblog

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s