¿Perfección al detalle o cacería de brujas bendecida por el papa?

Y por hereje yo te condeno a pasar la eternidad administrando las redes de aerolíneas de bajo costo

La comunidad no es muy grande pero los que están son un puñado de apasionados por el medio y para mí, eso es motivo suficiente para desear conocer sus opiniones . Por lo tanto, en este artículo les comentaré una sensación algo incordiosa que he tenido desde hace algún tiempo y, además, expondré una experiencia ligeramente ligada al elemento principal, siendo este segundo el detonante de la erupción de teclas que verán a continuación.

La inquisición fue bendecida por el papa

El primer protagonista de esta historia tiene tal aprecio por la perfección que al profetizar, levita ante la incredulidad de sus discípulos. Tal es su magnanimidad que de solo decir su nombre nacen en el mundo gemelos con súper poderes. Hablo del altísimo señor (grupo de Facebook): “Errores de Community Managers”. ¡Nah! Tampoco tan exagerado jaja. El grupo está destinado a que sus miembros pasen un buen rato con los errores más comunes de los CMs, nada grave en realidad.Screenshot_39 Pero aunque la práctica no sea alarmante, en esta vida todo tiene un daño colateral y me atrevo a pensar que este grupo, sin ánimos de hacerlo claro está, termina enviando un mensaje erróneo, o al menos eso considero yo. – Aclaro: no quiero decir que estoy a favor de los errores y que el grupo se equivoca al señalar las pequeñas o grandes fallas que se dan en la red, ver estos errores probablemente ayude a evitarlos. Por otro lado, las redes sociales están pensadas para mostrar una versión más humana de la marca y todos los humanos cometemos errores – Cometer errores no es el fin del mundo, de estos se pueden sacar increíbles historias que el consumidor sabrá apreciar, porque si hay algo que aprecia el ser detrás de la pantalla, eso es la sinceridad. Los robots complacientes no son sinceros, son muertos andantes carentes de la vida que imprimen los irreverentes del contenido, una vida que guiará las cuentas que, obviamente, han de encajar con la personalidad de su pastor. Por lo tanto, siento que muchos errores se eligen de manera vaga y  posteriormente pasan a ser sometidos al juicio de miles. Los honorables jueces, de manera pública, dictan un veredicto nada fuera de lo común: “Eso está mal. Se comió una letra. ¿Y este se hace llamar CM?

¡LOS HUMANOS NO QUIEREN HABLAR CON MARCAS SOBRE MARCAS, QUIEREN HABLAR CON OTROS HUMANOS..! ¿ADIVINEN SOBRE QUÉ? !SÍ, SOBRE MARCAS!

Como dije anteriormente, de los pequeños errores se pueden fabricar historias, de los grandes se pueden fabricar tendencias virales que sodomicen métricas. Ahora, para dar muestra de mi postura voy a contar la experiencia,  ya conocen la teoría, viene la práctica: Muchos desconocerán que hasta hace unos meses vivía en Caracas y que ahora estoy recién llegado a Bogotá. En mi ciudad natal tenía un trabajo como redactor creativo y mis experiencias se resumían en desarrollos conceptuales e investigación (palpar el terreno cultural sobre el que pisa “x” target). A día de hoy, en Bogotá, me desempeño como Community Manager de cuentas dedicadas al sector de la gastronomía y está de más decir que, como CM, mis experiencias han sido mucho más directas. En resumen: antes era capitán ahora soy soldado de primera línea (no está mal, de hecho me encanta la acción). Acortando la historia, el detonante que me llevó a escribir este artículo es que hace unos días publiqué un Tweet en una de las cuentas que más libertades creativas me otorga. En la mencionada publicación señalé una molestia personal que podía ser expuesta en la cuenta y que además se vio fortalecida por turbas iracundas que se preguntaban: ¿para qué putas sirve KIWI? Aproveché la tendencia para lanzar un Tweet pero no fue el elemento de 140 caracteres lo que prendió el volcán, el protagonismo de la erupción pertenece a la respuesta de un consumidor que creyó que el Tweet era un error de CM. La percepción de este seguidor era normal, cualquiera pensaría que es un error de CM, cuando en realidad es una opinión humana que encaja de manera natural con la personalidad de la marca. – Hago una pausa teórica: cuando se vaya a contratar a alguien para que lleve “x” cuenta, se debe evaluar con mucho detalle que la esencia del entrevistado sea compatible con la marca, esto asegurará una conversación fluida con el consumidor –

Picture1Este fue el diálogo que tuve con el cliente

A final de cuentas, el diálogo con el consumidor fue provechoso y asumo que ambos gozamos de unos buenos segundos de distracción. No los demoro más colegas,  concluyo resaltando la importancia de sacar petroleo de los errores y ser sinceros mientras lo hacen. Ahora paso la bola a ustedes. ¿Tienen algún comentario sobre esta postura en torno a la esencia del diálogo con el consumidor? Imagen | WOL.JW

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s